martes, 15 de noviembre de 2011

El Opinólogo

El Padre Alberto y los caminos del señor.

Aclaro de entrada que yo creo en DIOS no en religiones. Fuí criado bajo la doctrina Católica-Apostólica pero no la practico y soy su primer crítico. Cristo, Buda, Mahoma, etc; alguna fibra me tocan, pero las instituciones de la Iglesia : Te la debo.
Hoy quiero referirme al asunto del Padrecito mediático al que unos juzgan y otros ponen en un altar.
El debate se ha centrado en si los curas deben casarse o no, en si el perdón divino de los pecados es gratuito y democrático y otras diatribas que se alejan -pienso yo- del verdadero centro.
El Padre Alberto hizo mal, estemos claros y no nos pongamos obtusos.
Si usted se hace Sacerdote Católico no puede andar manoseando y besando mujeres en la arena de la playa, sálgase primero, cuelgue los hábitos y luego haga lo que le de la gana, punto.
Conozco mucha gente que lo hizo y ahora vive feliz de la vida , sin remordimientos ni rayas .
Que si la Iglesia católica debe cambiar sus leyes y flexibilizarse ? Pues no lo creo . Pienso que debe seguir como está y fiel a sus principios, allá el que los quiera seguir, es su rollo. El que no esté de acuerdo que viva a su modo y ya, pero no podemos pretender cambiarla radicalmente.
Ah y otra cosita, que si el Padre Alberto es Gay? Pues no nos consta y en caso de, ese tampoco es el asunto, pero a los seres humanos nos encanta enrrollarnos y meternos en los laberintos mas difíciles.
Por último y con el debido respeto, me da risa que haya Evangélicos que lo defiendan a capa y espada , que lo quieran hacer un procer, un ejemplo de vida y sociedad . Pareciera que están celebrando cual deportistas que se salió de un equipo y se puede venir a jugar en el otro, por Dios !
Saber de gente ligada al clero, débil y con poca Fé es frecuente y eso se sabe aunque no sea público. Los revisionistas dirán que la misma Iglesia tiene culpa, los más radicales se rasgarán las vestiduras y cada quién tendrá su análisis del asunto, todos probablemente con un porcentaje de razón.
Al final el Padrecito quizá hasta se benefició de todo este lío y sacará provecho del mismo, total, el era un hombre de TV y ese Pseudo-Dios parece que le importaba mas que el verdadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario